martes, 20 de diciembre de 2011

Tercera Parte de Los Mandamientos de la Oratoria

1.       8.      Es tan malo que nos sobre tiempo como que nos falte.

El contenido de la presentación  debe ser adecuado para el tiempo disponible del que se disponga para el desarrollo de la misma. Si el tiempo se agota y los temas a tratar son demasiados, no va a ser posible concretar la idea prevista y por lo tanto lograr el objetivo buscado. Por el contrario, si agotamos los temas de la presentación antes de cumplirse el tiempo establecido, si bien genera contratiempos, son menores que en el caso anterior. En este caso es posible ocupar el tiempo sobrante en repetir los pasajes más destacados, dar lugar a las preguntas de los asistentes, generarlas al público y responderlas el mismo presentador o  presentar anécdotas que ejemplifiquen lo expuesto.

2.      9. Divide la información en niveles de importancia y reinarás.

Dicen que el tiempo es tirano y contra él, lo mejor que se puede hacer es planificar. Para evitar que el tiempo nos falte o nos sobre, una buena estrategia es ordenar la información según distintos niveles de importancia, contando con más información de la que vayamos a necesitar. De esta manera si queda tiempo luego de finalizar la presentación será posible proveer de información adicional, en caso contrario permite suprimir información en caso de que el tiempo se agote, sin afectar a la presentación, por ser información complementaria.

3.      10. Partir sin destino fijo equivale a nunca llegar a ningún lado.

Toda comunicación tiene un objetivo, un receptor. Por lo que toda presentación va a tener un fin. Por esta razón es importante que el objetivo a conseguir sea ampliamente visible.  El discurso o presentación se arma y confecciona  apuntando a un objetivo concreto, según sea el caso puede ser: comunicar, informar, convencer, conmover, agradar, persuadir, incitar a una acción, etc.
Por todo esto, si el objetivo no es claramente visible, no habrá esfuerzos que orientar, dado que si nada hay por conseguir nada se ha de intentar. La presentación o discurso sólo es sustentable mediante la presencia de un objetivo definido, un logro que se quiere obtener.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario