miércoles, 18 de mayo de 2011

Temer o no temer

El miedo bloquea, inmoviliza y en algunos casos, paraliza. El llamado "miedo oratorio" es aún más crítico en sus consecuencias. Una situación en la que se nos manifieste alguno de los síntomas del miedo, puede ser manejable de alguna u otra manera. Pero cuando el miedo se manifiesta previo o durante una presentación que estamos realizando ante un público, sea ante personas conocidas o desconocidas, nos puede llevar a situaciones ingratas o desagradables de las que no podamos escaparnos o resolverlas fácilmente. Por esta razón, es necesario arbitrar todos los medios que tengamos a nuestro alcance para evitar que el miedo nos haga su presa cuando estemos exponiendo nuestras ideas ante un público. De la única manera que podemos prevenir estas situaciones es analizando, previendo y programando todas las circunstancias que puedan provocar que nuestra exposición en público se convierta en una pesadilla. 

Si tenemos todas las variables que puedan determinar el éxito o fracaso de nuestra presentación controladas es altamente improbable que podamos sufrir una contingencia durante la misma. Si controlamos todas las variables que están en juego en la presentación disminuiremos considerablemente el riesgo de equivocarnos.

Como les comenté en el post anterior, existen diversas variables que pueden determinar el éxito o fracaso de nuestra presentación en público. Enumeraré a continuación las distintas variables, las mismas serán analizadas detalladamente en los posteos siguientes:

v    El objetivo de nuestra presentación.
v    El tema elegido
v    El lenguaje elegido
v    El público, nuestro auditorio
v    Nuestra voz
v    La comunicación no verbal (propia y del público)
v    El lugar de nuestra presentación
v    El material de apoyo que vamos a utilizar
v    Las claves para una presentación efectiva en Power Point, etc.

Todas estas variables tienen su diferente cuota de importancia a lo largo del camino que nos conducirá al logro de nuestros objetivos. Saludos. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario