sábado, 21 de mayo de 2011

¿Cómo te lo digo?.

El lenguaje es otra de las variables importantes que puede determinar el éxito o fracaso de nuestro discurso. Es tan importante el contenido del mensaje como la forma en la que lo vamos a transmitir. De las distintas definiciones de la Real Academia Española con respecto al significado de la palabra lenguaje, se destaca la siguiente:
  • El lenguaje es un "conjunto de sonidos articulados con el que el hombre manifiesta lo que piensa o siente".
De la definición podemos decir que observando a cada persona en particular el lenguaje a utilizar va a depender de sus pensamientos y sentimientos. Hay un "estilo y modo de hablar y escribir de cada persona en particular", reza otra de las definiciones de la Real Academia Española . También podemos diferenciar los tipos de lenguaje por el tema o la profesión que desempeña el orador y el lenguaje y términos utilizados en la misma. Es posible clasificar los tipos de Oratoria en:
  • Social
  • Pedagógica
  • Forense (ámbito legislativo)
  • Militar
  • Religiosa
  • Artística
  • Empresarial,etc.
Existe otra forma de clasificar los tipos de lenguaje a utilizar que está condicionada por la actitud de comunicación del orador que, como destaca Alexander Albán Alencar en su Manual de Oratoria, puede ser: 
  • Individual: en este caso el emisor es uno sólo, podemos mencionar la conferencia, el discurso, la capacitación, etc.
  • Grupal: aquí hay un ida y vuelta permanente en la comunicación alternándose los roles de emisor y receptor entre los participantes. Ejemplos: la conversación, la entrevista, el debate, la asamblea, etc. 

Es fundamental que durante nuestro discurso o presentación el lenguaje utilizado sea comprendido en todo momento por el público. Es la única manera en que los receptores comprendan el mensaje que deseamos transmitir y logremos establecer una comunicación efectiva orientada a la consecución de nuestro objetivo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario